El Intendente promulgó la ordenanza que previene y sanciona el acoso callejero

El Intendente Miguel Fernández promulgó la Ordenanza 4947/2019 que tiene el objetivo de prevenir y sancionar el acoso callejero en espacios públicos o privados de acceso público, verbal o físico, que hostiguen, maltraten o intimiden y que afecten la dignidad, libertad, el libre tránsito y el derecho a la integridad física o moral de las mujeres.

Esta propuesta partió de la agrupación feminista local “Las Sororas” y fue canalizada a través del Concejo Deliberante.

El acoso puede manifestarse por comentarios directos o indirectos al cuerpo no consentidos, fotografía y grabaciones no consentidas, contacto físico no consentido, persecución, arrinconamiento, masturbación o exhibicionismo, agresiones, entre otras.

El departamento Ejecutivo implementará campañas de concientización sobre la problemática del acoso. Además, se modificó el régimen de faltas municipal, añadiendo esta infracción con dos alcances: Acoso en espacios públicos o de acceso público y prohibición de cercanía a lugares y personas.

El Ejecutivo capacitará a todo el personal involucrado en los procedimientos fijados en la Ordenanza y, además, se generará un registro de la Información de personas infraccionadas por acoso callejero que podrá evacuar consultas o pedido de informes de todo organismo público que los solicite aclarando el motivo. Este registro se cancela a los 5 años de la fecha de la condena si el contraventor no cometió una nueva contravención.